¿Por qué con Inkub?

Proyectos con ventajas “de serie”

¿Por qué con Inkub?

Proyectos integrales, realmente integrales

En Inkub nos encargamos de todo. Y cuando decimos de todo, es absolutamente de todo. Nuestra forma de trabajar es sencilla: ponemos a disposición del cliente un único interlocutor que se encargará de todo. Olvídate de hablar con el arquitecto, el constructor, con el almacén de los materiales, con el decorador, el ayuntamiento… Nuestro responsable coordinará a todo el equipo de trabajo para la ejecución de tu proyecto, de principio a fin.

 

Presupuestos reales y totales

¿Hart@ de recibir presupuestos muy muy muy competitivos que acaban por llenarse de extras y de partidas no previstas en el precio inicial? Nuestro presupuesto contempla todas las partidas que implican la construcción de una vivienda, todas. Lo que presupuestamos por una casa es lo que cuesta, ni más, ni menos. Y si hay alguna partida que no podemos calcular exactamente al inicio del proyecto, podemos realizar para ti un cálculo estimativo. 


Obras llaves en mano, de verdad

¡Uyyy! Pero… ¿y las lámparas? ¡Uyyy! ¿y el timbre? En Inkub entendemos lo que es un proyecto “llaves en mano”, aunque deberíamos decir “sin sorpresas”. Entregamos tu hogar completo, para entrar a vivir, con todo lo que ello implica, a no ser que nos indiques lo contrario. De hecho, incluso tenemos personal que puede encargarse de la decoración de la vivienda: hasta el más mínimo detalle.

 


Diseño de vanguardia y funcional

Es una de nuestras principales aportaciones de valor. En Inkub creemos en el diseño más puro, vanguardista, moderno y funcional. Creamos espacios que se integran con el entorno a la vez que se adecuan a los estilos de vida de las personas. No creemos en los convencionalismos del diseño de espacios, creemos en una arquitectura más innovadora y en un estilo más revolucionario, sin dejar de lado la practicidad y funcionalidad de cada espacio. Nuestra misión, en este sentido, es sorprenderte con nuestras propuestas.

 

Un muro revolucionario

Nuestro sistema constructivo (muros estructurales, divisiones, etc.) combina lo mejor de cada uno de los materiales que lo componen en su interior. El objetivo es conseguir el máximo aislamiento posible para minimizar el consumo energético en concepto de climatización de los espacios. Además, nuestras paredes actúan como muros de carga con lo que se consigue que la construcción sea estructuralmente más resistente, compacta, y menos sensible a vibraciones e impactos externos.

 

Eficiencia energética y respeto al medio ambiente

Las edificaciones realizadas por Inkub (Homz, PassivHomz…) están pensadas y fabricadas para mejorar, en materia de eficiencia energética, todos los valores que exige el Código Técnico de la Edificación. No conformes con esto, en Inkub buscamos ir un paso más allá y también construimos casas pasivas, o con la aplicación de criterios pasivos en ellas, para aumentar su ya de por sí alta eficiencia. Ello se traduce en un ahorro energético de hasta un 75% adicional: menos consumo implica mayor respeto al medio.

Además, nuestra forma de construir es más respetuosa con el medio: utilizamos una mayor cantidad de materiales de origen natural a diferencia de las obras tradicionales, y generamos una menor cantidad de residuos y desechos en nuestras construcciones gracias a la alta industrialización de todos nuestros procesos.


Fabricación industrializada, mayor calidad

No es lo mismo instalar una ventana en la calle, bajo la intemperie y a 4 metros de altura, que hacerlo cómodamente en fábrica. Este ejemplo es extrapolable a todas las fases que implican la fabricación de una vivienda (electricidad, fontanería, saneamiento, pintura, etc.). Nuestro proceso productivo “de precisión” está totalmente industrializado y exhaustivamente controlado para que repercuta en obras de mayor calidad, con mejores acabados y más amplia garantía.

 

Ultra personalización

El hecho de construir en fábrica, bajo un modelo productivo más industrializado, no implica que cada obra no pueda ser personalizada al gusto de cada cliente o realizada a medida. Al contrario. Nuestro departamento creativo se encargará de realizar la obra que mejor encaje a la demanda de cada cliente, proponiendo una amplia batería de materiales con los que trabajar los acabados de cada edificación: exteriores, interiores, cerramientos, suelos, cocina, baño…



Menores tiempos de ejecución

Tanto si llueve, como si nieva, como si estamos a 40 grados a la sombra. En Inkub fabricamos sin que condicionantes externos mermen nuestra productividad o los compromisos de entrega que tenemos con cada cliente. Por ello, conseguimos reducir al máximo los tiempos de ejecución de una obra y realizar la construcción de una casa en una media de 3 meses.

Solamente una climatología adversa en el terreno, el día de la instalación de la construcción, puede retrasar nuestro trabajo. Además, cada proceso de fabricación industrial está pautado y optimizado para reducir el tiempo que se dedica a cada tarea constructiva sin perder un ápice de calidad.


Precios más competitivos

Nuestras obras se benefician de factores como la fabricación industrializada, la utilización de diversos materiales de origen natural (como la madera), de procesos de construcción mejor pautados, etc. para ajustar su precio al máximo. Con ello, el coste por metro cuadrado construido está por debajo de construcciones de obra tradicional, prefabricados de hormigón, etc.