Las casas más eficientes

Hacia un consumo energético híper reducido

Las casas más eficientes

Diseño que ahorra

Siempre innovando, siempre un paso por delante. Así somos en Inkub. Buscando nuevas fórmulas y técnicas constructivas que hagan de nuestras casas el mejor lugar para vivir, y ahora, el lugar que permite a sus usuarios ahorrar en sus facturas. En Inkub, trabajamos para construir casas cada vez más eficientes, viviendas diseñadas para conseguir el máximo ahorro energético.

Y lo hacemos, aplicando a nuestras casas criterios pasivos a la hora de diseñarlas y construirlas, es decir, utilizando técnicas constructivas y arquitectónicas que consigan optimizar el aislamiento de la casa, así como implementar sistemas de recirculación del aire, instalar cerramientos con mejores prestaciones aislantes, entre otros aspectos.

PassivHomz: las casas pasivas de Inkub

Diseño y técnica. Técnica y diseño. Las casas pasivas consiguen reducir altamente la necesidad de calentar o refrigerar cualquier edificio, con el consecuente ahorro económico y energético que ello supone. Y lo hacen optimizando los elementos constructivos de cada casa, sin perder un ápice de diseño y funcionalidad.

Las casas pasivas de Inkub, bautizadas como PassivHomz, son nuestra aportación para aquellas personas que buscan una vivienda funcional, con un buen diseño y que ahorre al máximo en lo que a costes energéticos se refiere. Son casas concebidas a partir de los modelos Homz de Inkub, pero explotando aquellas técnicas pasivas que permiten convertir una vivienda eficiente (recordemos que nuestras casas ya incorporan un panel constructivo de alta eficiencia) en una vivienda híper eficiente.

Criterios de construcción pasiva: hacia la excelencia energética

Los criterios de edificación pasiva son unos estándares (passivhaus) que están imponiéndose en muchas de las construcciones europeas e internacionales más avanzadas. De origen alemán, se basa en 5 conceptos o principios: 

> Máximo aislamiento térmico

El envolvente es clave. “La caja” (o todos los costados de la casa) deben reducir al máximo la transmitancia térmica, es decir, el contraste térmico del exterior hacia el interior y a la inversa. Eso, implica la solera, el tejado y las paredes.

> Cerramientos de calidad y más prestacionales

Puertas, ventanas, claraboyas o cualquier elemento que sea un hueco hacia el exterior son aspectos a los que hay que poner mucha atención. Dónde ubicar cada pieza, con qué orientación, cómo colocarla correctamente… Además, habrá que tener en cuenta que se requerirán cierres de doble-triple cristal, cámaras de aire, etc.

> Puentes térmicos… ¡ni uno!

Vayamos por partes. ¿Qué es un “puente térmico”, o más bien, dónde y cómo se produce un “puente térmico”? Este fenómeno se produce cuando hay pérdidas o ganancias de energía a través de elementos como esquinas, juntas, bordes, etc. En este sentido, durante la construcción de una vivienda se deben aplicar ciertas técnicas que permitan aislar la casa de inesperadas filtraciones energéticas por dichos delicados puntos.

> Máximo control del aire interior

Conseguir la máxima hermeticidad en una vivienda es una de las claves fundamentales para construir una casa pasiva. Eso no quiere decir que no se deban abrir y/o cerrar puertas y/o ventanas, todo lo contrario: lo que debemos conseguir es que circule el aire que deseemos de forma que se equilibre el confort interior con la renovación del aire del ambiente.

> Ventilación, recirculación y recuperación de aire

El aislamiento térmico de una casa construida con criterios pasivos es tan alto que la renovación del aire interior se realiza a través de sistemas de ventilación con recuperación de calor o de frío. El objetivo es renovar el aire de la vivienda controladamente, sin que se escape la temperatura de confort interior (calor en invierno, frescor en verano). De esta forma, se consigue mantener un clima agradable.

 

Descubre, en el siguiente vídeo de la Plataforma de Edificación Passivhaus (realizado por ABpositivo3D), las ventajas de las construcciones pasivas:

http://www.plataforma-pep.org/

Y aprende, en la siguiente entrevista realizada por el portal Idealista al técnico de obra certificado passivhaus, Sr. Arconada, los detalles de porqué las edificaciones del futuro serán pasivas:

http://www.idealista.com

 

Paredes realizadas con un panel de madera exclusivo: nuestro aliado pasivo

Construir una casa pasiva es un reto a distintos niveles: ubicación e inclinación del terreno, horas de día y horas de noche en función de la época del año, volúmenes colindantes (como árboles, otras viviendas…) orientación de la construcción, materiales utilizados… Son muchos los factores a tener en cuenta para mejorar la eficiencia energética de una casa.

Uno de los más importantes es el material con el que se construye. No es lo mismo reducir la transmitancia térmica (exterior-interior) con ladrillos, hormigón o cualquier tipo de obra tradicional que hacerlo con madera. La madera (solamente) no sólo consigue un aislamiento térmico, y acústico, superior a la obra tradicional, sino que además sirve como base para crear una estructura o panel que nos permite obtener unos bajísimos registros en lo que a transmitancia térmica refiere.

Nuestros paneles (o paredes) para construir viviendas se componen de diferentes capas y materiales, entre ellos la madera, que permiten aislar por completo una vivienda, consiguiendo unos valores de eficiencia energética muy por encima de otras construcciones. Sin duda, nuestro panel exclusivo es nuestro mejor aliado para diseñar y levantar edificaciones.

Y lo demuestra con valores de ahorro muy por encima de los ofrecidos por el CÓDIGO TÉCNICO DE LA EDIFICACIÓN (DB HE1 2007). Veamos la siguiente tabla de ahorro: